Ejercicio Fisico

Salud y Actividad Física

Sedentarismo -> Sedentarismo

Ejercicio Fisico y Sedetarismo (inactividad física)

El Informe de la Organización Mundial de la Salud sobre la salud en el mundo (Reducir los Riesgos y Promover una Vida Sana 51) estima que la prevalencia a nivel mundial de inactividad física entre los adultos/as es del 17%. Las estimaciones de la prevalencia de cierto grado de actividad física, así y todo insuficiente (< 2.5 horas semanales de actividad moderada), se sitúa entre el 31% y el 51%, con una media mundial del 41%.
En Estados Unidos se estima que solo cumple los criterios de ejercicio adecuado un 49.1% de la población (50.7% hombres y 47.9% mujeres) 67.
En Europa, la Comisión Europea en el Libro Blanco sobre el Deporte 57 reconoce que no se está progresando lo suficiente en la lucha contra el sedentarismo y la promoción de la actividad física. La Comisión se propone hacer de la actividad física beneficiosa para la salud una piedra angular de sus actividades relacionadas con el deporte y tratará de que tal prioridad se tenga en cuenta de manera más adecuada en los instrumentos financieros pertinentes, entre otros el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico); el Programa de Salud Pública 2007-2013; los programas sobre Juventud y Ciudadanía y el Programa de Aprendizaje Permanente.
La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria 9 considera que la prevalencia del sedentarismo es superior a la de cualquier otro factor de riesgo como el tabaquismo o el consumo de alcohol, ya que solo un 12% de la población practica ejercicio físico de forma adecuada.

La Encuesta Nacional de Salud 5 es un instrumento para la toma de decisiones y para la evaluación de políticas sanitarias. Entre las áreas de información de este estudio se hallan los estilos de vida y prácticas preventivas, incluyendo el descanso y la práctica de actividad física en el tiempo libre. Los resultados de 2008 muestran que un 18% de hombres y un 22% de mujeres no realizan actividad física en el tiempo libre. La Figura 12 muestra la actividad por grupos de edad, en la franja de 16 a 74 años el sedentarismo oscila entre un 25% (hombres de 65-74 años) y un 46% (mujeres de 35-44 años). Si examinamos la intensidad de la práctica (Figura 13) vemos como un 54% de hombres y un 68% de mujeres no alcanza una intensidad moderada.

sedentarismo ejercicio fisico

 

ejercicio fisico inactividad fisica

Igualmente otros trabajos como el Estudio sobre Promoción del Ejercicio Físico de la SEMFYC 9 reflejan que las mujeres son más sedentarias que los varones y que los mayores de 74 años (27,2%) son los más activos, seguidos por el grupo de edad de entre 65 y 74 años (26,7%). También el Estudio de la Cohorte CDC Canarias 6 muestra que la prevalencia de sedentarismo en mujeres (70%) fue superior a la de los varones (un 45-60%, según el concepto empleado).
El Eurobarómetro de 2006 15 nos muestra que en Europa existe un déficit de actividad física.

En la población española este déficit se centra especialmente en actividades de tipo no deportivo:

• Un 49% de la población europea refiere actividad física en el trabajo muy limitada o nula, el porcentaje es 56% entre la española.
• En Europa un 35% de población usa generalmente medios de transporte de tipo sedentario (49% entre la española).
• 31% de población europea relata poca actividad en trabajos caseros (50% entre la española).
• La población europea dedica 91.5 minutos diarios a actividades vigorosas por 55 minutos la española.

•En Europa dedican 1.6 días semanales a este tipo de actividad (los/as españoles/as solo 1 día semanal).
• La población europea hace actividades moderadas 2.4 días semanales, por 2 días la española).

Por edades, son los/as jóvenes y las personas del sexo masculino quienes realizan mayor cantidad de ejercicio físico, dedicándole además más tiempo. Esta diferencia aumenta cuanto mayor es la intensidad de la actividad realizada y disminuye en actividades que requieren de menor esfuerzo físico 15.
Respecto a la evolución de la práctica de actividad física en España, la podemos seguir a través de la Encuesta Nacional de Salud 5. En la Tabla 8 mostramos la evolución entre 1987 y 2003. El sedentarismo en el tiempo libre fue disminuyendo y pasó de un 62,6% en 1987 a un 45.3 % en 1997, pero volvió a aumentar y llegó de nuevo a una tasa de 58,5% en 2003.

inactividad fisica

Respecto a las diferencias por Comunidades Autónomas observamos un patrón similar al de prevalencia de la obesidad. Andalucía (70.3%), Asturias (68.3%, en esta Comunidad el patrón difiere al del sedentarismo), Ceuta y Melilla (67%) y la Comunidad Valenciana (64.6%) son las comunidades con mayor porcentaje de población sedentaria. Por el contrario, el País Vasco, con un 40.5% de población inactiva, Navarra (47.1%), y Cataluña (49.2%) fueron las comunidades con menor porcentaje de población sedentaria 5.

Ya hemos apuntado las diferencias cualitativas en la actividad física entre españoles/as y los habitantes de otros países europeos. El Eurobarómetro 15 nos muestra además que el 57.4% de la población europea no realiza ningún tipo de actividad física vigorosa, el 40.8% ni siquiera realiza actividad física moderada y un 17.1% afirma que ni siquiera camina 10 minutos al día. Además España tiene un nivel de práctica deportiva que se encuentra en las últimas posiciones de la Unión Europea, ya que es el país europeo en el que menos actividad física vigorosa se realiza a la semana y el penúltimo en realizar actividad física moderada.

En el mismo sentido incide el estudio de Varo y cols. 3 sobre distribución del sedentarismo en mayores de 15 años de la UE, muestra un porcentaje medio de sedentarismo (gasto energético menor de 4 METs en actividades de tiempo libre) de 62.4% (igual en hombres y mujeres). Por países, España está por encima de esa media con un 71% y con Alemania ocupa el 12º lugar y solo Bélgica y Portugal presentan peores cifras. En este estudio, los países del norte de Europa son los que presentan menores tasas de sedentarismo, encabezados por Suecia con solo un 43.3%.
La población infantil y juvenil es especialmente sensible al sedentarismo, con importantísimas implicaciones sanitarias y educativas. Los avances tecnológicos y en el transporte han disminuido la necesidad del ejercicio físico en las actividades de la vida diaria y es difícil imaginar que esta tendencia no vaya a continuar en el futuro. A esto hay que añadir un entorno urbanístico poco favorable a la práctica de actividad física, lo que ha provocado, por poner sólo un ejemplo, una reducción del número de menores que acuden al colegio andando, menores que además tienden a ser menos activos/as durante el resto del día. Los datos actualizados del Estudio de Audiencia Infantil/Juvenil de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación 16 reflejan que los/as niños/as españoles/as pasan una media de 2 horas y 30 minutos al día viendo televisión y media hora adicional jugando con videojuegos o conectados a internet.

El Health Behaviour in School-aged Children (HBSC) o Estudio sobre las conductas saludables de jóvenes escolarizados 11 es un proyecto auspiciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el que participan más de 40 países occidentales. En el HBCS encontramos unos datos relativos al comportamiento específico la población infantil y adolescente respecto a la televisión y además permite estratificar este comportamiento. Respecto al estudio de 2006. En general dedican 2,28±1,51 horas diarias a esta actividad sedentaria.

• Sexo y edad de los adolescentes: El promedio de horas diarias dedicadas a ver la televisión es muy similar para chicos y chicas, salvo a los 11-12 años, edad en la que el promedio de horas es superior en los chicos (2,17) que en las chicas (1,82). Se observa un aumento del promedio de horas dedicadas a ver la televisión en los chicos y las chicas de 13-14 años, manteniéndose estable en el resto de edades posteriores.

• Variables socioeconómicas: Apenas existen diferencias en el promedio de horas dedicadas a ver la televisión por chicos y chicas según el hábitat de residencia. En cuanto a la titularidad del centro educativo, el promedio de horas es ligeramente superior en los adolescentes de centros públicos (2,34) que en los de centros privados (2,15). En relación con la capacidad adquisitiva familiar, el promedio de horas de televisión es algo mayor en los adolescentes de familias con menor nivel adquisitivo (2,45 horas frente a 2,32 de los de capacidad adquisitiva media y 2,18 de los de alta).

• Comparaciones 2002-2006: Con respecto al 2002, en 2006 disminuye el promedio de horas diarias dedicadas a ver la televisión de los chicos y las chicas españoles, además este descenso es muy similar en función del hábitat de residencia, la titularidad del centro educativo y la capacidad adquisitiva familiar.

La prevalencia del sedentarismo en niños/as y jóvenes por Comunidades Autónomas que describe el estudio de referencia ENKID 7 aparece en la Figura 18.
La distribución es similar a la de los adultos, pero no se confirma la alta tasa de prevalencia de la Comunidad de Asturias.

Los datos actualizados del Estudio sobre Actividad Física Infantil, llevado a cabo en el Centro de Medicina del Deporte del Gobierno de Aragón 8, único estudio con datos fisiológicos objetivos, en niños/as de 10 y 14 años, muestra que existen diferentes patrones de actividad física general en función de la edad de las poblaciones estudiadas (los niños y niñas de 10 años son más activos que los de 14) y que de modo general la población de sexo masculino es más activa que la femenina. Pero observamos que estas diferencias se deben a la práctica deportiva: entre varones y hembras deportistas hay diferencias de actividad, pero no las hay entre varones y hembras no deportistas. Los chicos/as hacen más actividad en invierno que en verano (debido al cese de deporte organizado). También conocemos que los niños y niñas de primaria no deportistas el nivel de actividad es igual al de los deportistas. Ello no ocurre en secundaria donde chicos y chicas deportistas son más activos. Estas diferencias las atribuimos a que a los 10 años los no deportistas hacen más ejercicio en su tiempo libre igualando a los deportistas. Curiosamente las mujeres deportistas tienen los mismos niveles de actividad que las no deportistas Este estudio además es capaz de discriminar los déficits de ejercicio físico en cada una de las actividades que realizan los menores 8:

• La actividad física durante los recreos es baja, ello es mucho más marcado en los estudiantes de secundaria y en el sexo femenino.

• Las horas empleadas en la asignatura de Educación Física provocan tasas de actividad muy bajas en todas las edades y sexos. En los/as deportistas se halla muy por debajo del deporte. En los niños y niñas de primaria es una actividad más sedentaria que el recreo y en los chicos y chicas de secundaria es más sedentaria que los desplazamientos a pie o bici.

• De modo general y durante su tiempo libre, los/as estudiantes de este trabajo realizan actividades muy sedentarias.

• En los practicantes de deporte escolar de sexo masculino estas actividades son las causantes de los mayores índices de actividad, movimiento, aumento de frecuencia cardiaca y gasto energético. En las deportistas de sexo femenino las actividades deportivas no son tan determinantes.

• El sexo femenino emplea más horas en las actividades domésticas y además con mayores niveles de actividad.

• En los niños de primaria, los recreos generan más gasto energético que la educación física. En las niñas estos niveles son similares.
En el Health Behaviour in School-aged Children (HBSC) 11, siguiendo las directrices de la OMS, se entiende por salud el estado completo de bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad. Por este motivo el cuestionario recoge datos relativos a diferentes ámbitos: relaciones familiares, relaciones con los iguales, el contexto escolar, ajuste psicológico, alimentación y dieta, consumo de sustancias y actividad sedentarias.
En el HBSC se recogen datos sobre la actividad física según:

• Sexo y edad de los adolescentes. En todas las edades, las chicas realizan menos actividad física que los chicos (mientras que ellos presentan una media de 4,21 días a la semana, ellas tienen una media de 3,46 días).
Además la actividad física desciende en los dos sexos conforme avanza la edad, según se muestra en la Figura 19; sin embargo, en las chicas el descenso es mayor (de 4,04 días a la semana a los 11-12 años se pasa a 3,01 días a los 17-18 años) en comparación con los chicos (de 4,46 días a la semana a los 11-12 años descienden a 3,98 días a los 17-18 años).

•Variables socioeconómicas: Los adolescentes de familias con mayor capacidad adquisitiva informan de un mayor nivel de actividad física ( Figura 20); así, si 3,54 días a la semana es lo que caracteriza a los adolescentes de familias con capacidad adquisitiva baja, 3,74 y 3,99 días son los valores que presentan los de media y alta, respectivamente.

Respecto a la actuaciones tendentes a aumentar la actividad física en los centros educativos, la Encuesta a los centros educativos (actividades de promoción y educación para la salud y aspectos estructurales y de recursos que las condicionan) del HBSC 4 muestra que sobre 357 centros escolares estudiados, solo un 19% tenía directrices escritas para aumentar la actividad física durante el horario escolar, un 37,3% tenía directrices “no escritas” y un 43,7% reconocía no tener ningún tipo de directriz.

 


Sedentarismo